miércoles, 30 de enero de 2013

CADA DÍA


He tenido que vivir en el infierno, comer, dormir, caminar, trabajar … para darme cuenta de que la existencia de una persona es tan sumamente insignificante que si desapareciera nadie se percataría. Son tantos los días que abrieron camino a los años que mi edad parece corta pero mi alma está cansada de pisar y abrir cerco sobre estas banas tierras de pena y miseria. A veces pienso que no merece la pena vivir en una estancia así… no le encuentro sentido de ser a nada de lo que hago, no me llena la carne del plato ni el agua sacia mi sed. No es esto lo que quiero hacer cada día al levantarme ,ver la misma mirada apagada y amarga en los ojos de mis seres amados viendo como se les escapa la vida sin alcanzar sus deseos ,ver como mi esencia se pierde agrietando mis manos en quehaceres que no corresponden a mi  sed .Siento que pierdo el tiempo a cada segundo que pasa y no avanzo hacia lo que anhelo ,que mis quimeras de vida se van disipando como un sueño de descanso que al despertar se olvida… no hay mayor  frustración que vivir en una cárcel de necesidad básica que no te da para más. La putrefacción diaria que me rodea está terminando con todo aquello que imaginaba que haría, que construiría con mis manos y compartiría con mi estirpe. Oh! Mi pobre corazón se desangra cada día y no lo puedo ayudar… hay amarga existencia, pues no es el corazón ya lo que se está marchitando si no la mente que divaga sola como si tuviera vida propia y se escapa cada vez que se le antoja imaginando un mundo mejor  en el que el pobre tiene verdaderas posibilidades  de ser feliz abriéndose un camino honrado lleno de honor y prosperidad y el rico ayuda al moribundo por que tiene gran corazón!!! Hay cabeza loca que creías que era la vida???
 

3 comentarios:

Kiara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kiara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
juan manuel zanchez costa dijo...

esta muy bien me gusta taco